El misterio del menhir de Er Grah

29.05.2017

En la Bretaña, concretamente en Locmariaquer, podemos visitar el túmulo y el menhir de Er Grah. El primero tiene forma de corredor de 140 metros de largo y es conocido como "Mesa de los comerciantes" con decoraciones en su interior y muy cerca tenemos el Menhir Partido, el más grande bloque de piedra del que se tenga constancia que se haya manipulado en todo el Neolítico, de 21 metros y 330 toneladas. La piedra del bloque se extrajo de una cantera a diez kilómetros de distancia, con lo que trasladarlo tuvo que suponer una gran dificultad. Lo cierto es que no se sabe, a ciencia cierta, como pudieron hacerlo pero sí que para conseguir el alisado emplearon martillos y raspadores de piedra.

Los motivos decorativos del dolmen son un hacha enorme en la cámara principal y un arado arrastrado por bueyes (pueden verse surcos grabados en la piedra por toda la construcción), pero parece que en realidad iban en el menhir pues coinciden con las tallas que pueden verse en la zona por la que se rompió el monolito. Probablemente, al romperse el bloque se reaprovechó la talla y se colocó en el interior del dolmen como decoración como hicieron con algún fragmento más que podemos ver también en un dolmen próximo, el de Gavrinis.

El menhir llegó a fijarse en la tierra puesto que la parte inferior no está manufacturada. Hay otras 18 fosas en el complejo que debieron albergar otros menhires similares o era la intención, formando un alineamiento a lo largo de 55 metros; que se sepa, claro, porque el arbolado impide saber si hay otras fosas más adelante. ¿Fue un centro astronómico como defiende la mayoría de especialistas? La verdad es que se desconoce su funcionalidad.

El menhir se rompió cuando llevaba en pie unos 250 años, ignorándose como o por qué fue derribado, pero se rompió en cuatro partes; lo más probable es que fuera el efecto de un terremoto lo cual se ha comprobado mediante técnicas informáticas pero algunos expertos hablan de la acción de una fuerte tormenta con rayos. También pudo hacerlo un grupo humano en algún conflicto que mantuviera con la comunidad que lo levantó o que dentro de la misma un nuevo grupo de poder lo tirara porque personalizara el poder anterior. Esta teoría tiene muchos adeptos ya que las roturas se produjeron en línea recta, con cortes planos, lo cual no es propio de una rotura fortuita que suele ser más aparatosa.