Hallado el acueducto romano más antiguo del Mundo

26.06.2017

En las obras de ampliación del metro de Roma están apareciendo numerosos restos arqueológicos de la etapa imperial; lo último ha sido una casa de dos habitaciones datada en los siglos II-III que, según el estudio realizado, quedó arrasada por un incendio, encontrando también huesos de un perro junto a una puerta, mobiliario y un mosaico. La vivienda se encuentra junto a la Basílica Laterana. El nuevo hallazgo se une a otros restos aparecidos en las mismas obras, pero lo verdaderamente original de los últimos restos encontrados es su fenomenal estado de conservación; incluso el perro hallado se encontraba acurrucado como si el incendio le sorprendiera durmiendo, siendo algo repentino, como sucedió en Pompeya. Unos meses antes se descubrió un puesto avanzado militar. 

El descubrimiento más espectacular ha sido un acueducto, el más antiguo de cuantos se conservan actualmente, del siglo III a.C., construido con piedras de origen volcánico. Es el Aqua Appia, el primer acueducto que se construyó en Roma, mandado edificar por el censor Apio Claudio. Tiene dos metros de altura, 55 centímetros de ancho y 32 de longitud... de momento, porque se cree que es mucho más largo. 

La ciudad creció y el acueducto acabaría desapareciendo bajo el alcantarillado de Roma ya en época imperial. El Coliseo se encuentra muy cerca y los arqueólogos municipales están sacando grandes bloques del acueducto a la superficie para reconstruirlo pudiendo así ser admirado por los turistas y habitantes de Roma.

Las obras del metro se están llevando a cabo en el Monte del Celio, tratándose de la línea C, pero sufren continuas paradas por los hallazgos arqueológicos que continuamente se encuentran; llevan más de dos años de obras. Y es que hablamos del centro de la Ciudad Eterna, repleta de monumentos y antigüedades.

Las excavaciones han llegado a los veinte metros de profundidad pudiendo estudiarse, por primera vez, todos los estratos de Roma, hasta llegar a la Edad del Hierro, en el siglo XI a.C. (de esta época se ha encontrado una tumba y ajuar funerario).